933043860 / 666404216
silvia.cuatrecasas@icab.cat

Abogados especialistas en derecho de familia, defensa del menor, violencia doméstica y herencias.

PROBLEMAS MAS FRECUENTES EN LA RUPTURA

Uno de las problemáticas más comunes se presenta cuando nos separamos de nuestra pareja y de repente parece que “nuestro mundo” se derrumba nos planteamos.

Cómo mantener a mis hijos, Cómo hago para pagar el alquiler, las compras diarias, entre otras cosas? En síntesis: ¿Qué derechos me asisten?

Es lógico que frente a la reconstrucción del proyecto de vida del “otro” ciertos conflictos comiencen a emerger frente a la transformación del modelo de familia que nos era conocido.

El eje rector de toda decisión siempre debe estar puesto en el bienestar de nuestros hijos, es decir, el interés superior del niño entendido como la máxima satisfacción integral y simultánea de los derechos y garantías reconocidos por ley.

Es de tal grado la incidencia de este principio, y el de la protección integral de la familia, que no sólo sirven como pautas de interpretación de la ley sino que deben prevalecer sobre ella misma cuando ésta pudiera, en su aplicación literal, no adecuarse a las circunstancias del caso concreto provocando una solución injusta.

Los derechos de nuestros hijos son idénticos sea tanto si sus padres están casados, casados, en concubinato, separados o divorciados legalmente. La diferencia está, justamente, en quién representará esos derechos cuando existe una ruptura del núcleo familiar y como se canalizaran

Los problemas que se generan derivados de la ruptura cuentan con diferentes vertientes en función de quien se va a atribuir la guarda y custodia y de cómo se interpreta el concepto de patria potestad lo que genera hostilidad y tensiones entre las partes.

Es fundamental saber diferenciar entre Guarda y custodia y patria potestad para que cada una de las partes sepa como relacionarse con la otra y entender que posición debe tomar y que derechos y obligaciones tiene que asumir.

La patria potestad es el conjunto de relaciones jurídicas entre padres e hijos como consecuencia de la filiación. Estas relaciones jurídicas se concretan en el conjunto de derechos, deberes y de responsabilidades a cargos de los padres encaminadas a prestar asistencia de todo orden: material, funcional, formativa, afectiva, emocional etc.

Por el contrario la guarda y custodia hacer referencia al progenitor que tiene un mayor control del tiempo de convivencia, con su hijo y de gestión habitual de las rutinas y hábitos de cotidianeidad. Es una distribución racional de la convivencia. La atribución de la custodia suele plantear muchas discrepancias y conflictos entre los progenitores ya que se mezclan muchos intereses contrapuestos.

Deja un comentario