933043860 / 666404216
silvia.cuatrecasas@icab.cat

Abogados especialistas en derecho de familia, defensa del menor, violencia doméstica y herencias.

En un régimen de custodia compartida los progenitores deben contribuir a los gastos de los menores en función de la capacidad económica de cada uno determinándose la cuantía de la contribución.

Sentencia dictada por la Sección 12ª de la Audiencia Provincial de Barcelona, en fecha de 27 de mayo de 2015, rechaza la fórmula establecida en primera instancia del tenor “Al ser la guarda compartida, los gastos comunes de los niños (mutua escolar, escolares, extraescolares consentidos y extraordinarios) serán abonados por mitad entre ambos progenitores; atendiendo cada uno el resto de las necesidades de sus hijos (manutención, vestido y calzado…) cuando los tengan en su compañía, conforme a las necesidades de la práctica doméstica”.

El hecho de que la guarda y custodia sea compartida, no altera la obligación de alimentos hacia los hijos comunes más allá de lo que establece la ley en relación a que deberá tenerse en cuenta el tiempo que los menores pasen en compañía de cada progenitor, así como los gastos que asuman pagar directamente. La custodia compartida, sea por acuerdo o decisión judicial, no exime de fijar con concreción los criterios a los que se atenderá para cubrir las necesidades de los menores.
La citada resolución considera que una fórmula así resulta imprecisa y potencialmente generadora de innumerables conflictos, colocando en situación de inestabilidad y riesgo a los menores que pueden ver cómo sus padres se enfrentan por discrepancias cotidianas respecto a cuáles son los gastos esenciales y su pago. La indeterminación de las responsabilidades en este campo señalando que todos los gastos se atenderán por mitad, además de que cada uno pague los que se devenguen cuando tengan a los hijos consigo, se deriva de una concepción errónea de lo que significa compartir responsabilidades como los cuidados relativos a la salud, la provisión del vestido y calzado, el seguimiento de los procesos educativos.

Deja un comentario