933043860 / 666404216
silvia.cuatrecasas@icab.cat

Abogados especialistas en derecho de familia, defensa del menor, violencia doméstica y herencias.

El incumplimiento de la pensión por alimentos.

Los progenitores tienen el deber de alimentar, en sentido amplio, a sus hijos, esta obligación se mantiene en caso de separación o Divorcio y por ello es muy importante que dicha obligación se recoja en una resolución judicial. Se entiende por alimentos no sólo la comida, sino todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica. Comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aun después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable.

En caso de incumplimiento del pago de las cuotas de la pensión alimenticia, se podrá solicitar la apertura de un procedimiento de ejecución en el que se puede llegar a embargar los bienes del deudor.

Asimismo, si este incumplimiento persiste, puede ser constitutivo de un delito de abandono de familia por lo que se puede llegar a condenar al deudor a una multa, pena de prisión e incluso la pérdida de la patria potestad.

Art. 227 Código Penal: El que dejare de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro  meses no consecutivos cualquier tipo de prestación económica en favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación, o proceso de alimentos a favor de sus hijos, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses.

La reparación del daño procedente del delito comportará siempre el pago de las cuantías adeudadas.”

A continuación aporto un fragmento de dos sentencias que detallan las argumentaciones para condenar o absolver:

SENTENCIA CONDENATORIA, dictada por la Audiencia Provincial de Cáceres 5.02.2013: “Si el acusado tiene unos ingresos, aunque se considere que los mismos son insuficientes para atender otros gastos (pólizas, alquiler, etc.) del acusado, es obvio que a lo primero que hay que atender es a la obligación natural, más allá de la judicial, de atender a las necesidades de los hijos, no partir de las propias necesidades, y si queda algo para los hijos, bien, y si no incurrir en una absoluta despreocupación de cómo están paliando sus necesidades más vitales, dejando esa responsabilidad únicamente al otro progenitor bajo cuya custodia se encuentran”.

SENTENCIA ABSOLUTORIA, dictada por la AP León 1.07.2010: “Hay serias dudas  de que concurra en este caso el elemento subjetivo del injusto, es decir, la voluntariedad por parte del acusado de incumplir con sus obligaciones familiares , sino que dicho incumplimiento puede deberse a la falta de medios para hacer frente a dichas obligaciones. El acusado ha aportado prueba documental en la que consta que a pesar de ser un trabajador autónomo no tiene capacidad económica para afrontar el pago de la pensión alimenticia.

El acusado ha acreditado que ….sus recursos son mínimos para atender dichas cargas, por lo que no existe dolo de incumplir, sino circunstancias sobrevenidas que hacen imposible el actual pago, máxime cuando además el acusado nl alguna ocasión en la que ha podido, le ha entregado a su ex-mujer cantidades a cuenta de la deuda.  Todo ello nos conduce a estimar el principio in dubio pro reo, es decir, que si el resultado de la prueba no es bastante para formar la convicción en orden a la condena, ha de decantarse la sentencia a favor del reo y por tanto dictarse un pronunciamiento favorable.”

La CONCLUSIÓN que debemos hacer es que no pagar la pensión de alimentos durante los plazos que marca la ley puede constituir delito penal, por lo que es recomendable que cuando no puede hacerse pago de la misma en su totalidad, que al menos se solicite la MODIFICACIÓN DE LA PENSIÓN y se acredite documentalmente dicha imposibilidad.

 

 

Deja un comentario