933043860 / 666404216
silvia.cuatrecasas@icab.cat

Abogados especialistas en derecho de familia, defensa del menor, violencia doméstica y herencias.

Derecho de sucesiones. Herencias y testamentos

Puede impugnarse un testamento en vida del testador?

Esta cuestión se plantea cuando el interés en impugnarlo puede estar: a) en el mismo testador; b) en un tercero al que el testamento le pudiere perjudicar; c) el tutor del testador declarado incapacitado, etc.

La conclusión es clara: no puede impugnarse un testamento de persona aún viva.
Es muy ilustrativa la doctrina de la Sentencia nº 234/2014 de AP Orense, Sección 1ª, 17 de Junio de 2014

1)Impugnación por el mismo testador:Parece incuestionable que no pueda el propio testador impugnar su declaración testamentaria por prever la Ley un remedio mucho más sencillo para su alteración cual es la revocación por medio de otro negocio jurídico suficiente para ello (artículos 737 y 738 del Código Civil). Tal pretensión carecería de parte demandada pues en su caso habría que dirigir la pretensión contra los favorecidos por la disposición cuya nulidad se pretende y éstos carecen de derecho alguno hasta el fallecimiento del testador.
Hasta el fallecimiento del testador, el testamento es algo absolutamente ajeno a los beneficiarios de éste, no ostentan ningún derecho derivado del mismo y por tanto ningún interés legítimo es predicable de su posición.

2)Impugnación por el tutor del testador. No puede impugnarlo el tutor:
Tal posición es consecuencia del rechazo que se considera inequívoco de que el propio testador no puede instar la declaración de nulidad de su disposición testamentaria y, consecuentemente, no puede el tutor asumir mayores facultades que aquellas que corresponderían al declarado incapaz si estuviera en pleno goce de sus facultades. También se rechaza esa posibilidad por considerar que el beneficiario no sería el propio incapacitado sino las personas a las que la declaración de nulidad afectaría positivamente y no son esos los derechos por los que debe velar el tutor en el ejercicio de su cargo.

3) Impugnación por terceros: Se trataría del caso en que se pretende la impugnación por aquellas personas que obtendrían algún beneficio o ventaja derivado de la declaración de nulidad del testamento cuya nulidad se pretende una vez llegado el fallecimiento del testador; pues, según esta Sentencia, no cabe aún impugnación:
No están legitimados por cuanto ningún derecho ostentan y por tanto carecen de cualquier interés jurídicamente protegible.

Decreto-Ley 1/2015, 6 de agosto, medidas para reducir la carga tributaria en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y otras de carácter administrativo

NOVEDADES

  • En la modalidad de Sucesiones, se elimina el límite máximo de base de reducción fijado actualmente en la reducción en la base imponible del 99% por adquisición de metálico destinado a la constitución o adquisición de empresa individual, negocio profesional o a la adquisición de participaciones en entidades. (más…)