933043860 / 666404216
silvia.cuatrecasas@icab.cat

Abogados especialistas en derecho de familia, defensa del menor, violencia doméstica y herencias.

Derecho de Familia

TERAPIA FAMILIAR OBLIGATORIA POR EL BIENESTAR DEL MENOR

La sentencia 70/2018, de 2 febrero,  de la Audiencia Provincial Valencia, acuerda el divorcio de los litigantes y obliga a ambos cónyuges a asistir a terapia familiar, como medida necesaria para preservar el superior interés de sus hijos menores.

Aunque ninguno de los progenitores muestra una patología grave que le incapacite para la puesta en práctica de las funciones parentales, la perito judicial psicóloga sí aprecia en ellos ciertas dificultades en sus habilidades de cuidado responsable y afectivo.

Lla progenitora presenta un cuadro depresivo reactivo a la situación que vive y una serie de dificultades en sus habilidades de cuidado responsable y afectivo, con carencias importantes a la hora de afrontar esta tarea con los menores. Mientras que el progenitor padece un trastorno bipolar actualmente ausente de sintomatología y con capacidad para ejercer un régimen de visitas normalizado a favor de los menores.

Para resolver estas dificultades, y teniendo siempre presente el interés primordial de los menores, la Audiencia Provincial de Valencia, siguiendo las pautas establecidas en el informe pericial, complementa la medida del Juzgado que impuso a los progenitores la obligación de asistir a terapia familiar. En este sentido, establece que la madre reciba tratamiento psicológico por un profesional de salud mental y tratamiento psiquiátrico el padre.

Además, impone la obligación de intercambiarse recíprocamente cada tres meses los informes emitidos por los profesionales que los tratan. Este intercambio de información debe limitarse estrictamente a lo que afecte a sus hijos menores. Pasados tres meses desde el inicio del tratamiento y seguimiento de profesionales, ambos progenitores deben acudir al servicio de mediación. Y después de seis meses, hacer seguimiento de la evolución del grupo familiar.

PROBLEMAS MAS FRECUENTES EN LA RUPTURA

Uno de las problemáticas más comunes se presenta cuando nos separamos de nuestra pareja y de repente parece que “nuestro mundo” se derrumba nos planteamos.

Cómo mantener a mis hijos, Cómo hago para pagar el alquiler, las compras diarias, entre otras cosas? En síntesis: ¿Qué derechos me asisten?

Es lógico que frente a la reconstrucción del proyecto de vida del “otro” ciertos conflictos comiencen a emerger frente a la transformación del modelo de familia que nos era conocido.

El eje rector de toda decisión siempre debe estar puesto en el bienestar de nuestros hijos, es decir, el interés superior del niño entendido como la máxima satisfacción integral y simultánea de los derechos y garantías reconocidos por ley.

Es de tal grado la incidencia de este principio, y el de la protección integral de la familia, que no sólo sirven como pautas de interpretación de la ley sino que deben prevalecer sobre ella misma cuando ésta pudiera, en su aplicación literal, no adecuarse a las circunstancias del caso concreto provocando una solución injusta.

Los derechos de nuestros hijos son idénticos sea tanto si sus padres están casados, casados, en concubinato, separados o divorciados legalmente. La diferencia está, justamente, en quién representará esos derechos cuando existe una ruptura del núcleo familiar y como se canalizaran

Los problemas que se generan derivados de la ruptura cuentan con diferentes vertientes en función de quien se va a atribuir la guarda y custodia y de cómo se interpreta el concepto de patria potestad lo que genera hostilidad y tensiones entre las partes.

Es fundamental saber diferenciar entre Guarda y custodia y patria potestad para que cada una de las partes sepa como relacionarse con la otra y entender que posición debe tomar y que derechos y obligaciones tiene que asumir.

La patria potestad es el conjunto de relaciones jurídicas entre padres e hijos como consecuencia de la filiación. Estas relaciones jurídicas se concretan en el conjunto de derechos, deberes y de responsabilidades a cargos de los padres encaminadas a prestar asistencia de todo orden: material, funcional, formativa, afectiva, emocional etc.

Por el contrario la guarda y custodia hacer referencia al progenitor que tiene un mayor control del tiempo de convivencia, con su hijo y de gestión habitual de las rutinas y hábitos de cotidianeidad. Es una distribución racional de la convivencia. La atribución de la custodia suele plantear muchas discrepancias y conflictos entre los progenitores ya que se mezclan muchos intereses contrapuestos.

EN UN PROCESO DE RUPTURA. CRITERIOS Y PARÁMETROS DEBEMOS SEGUIR PARA PROPONER UNA DISTRIBUCIÓN DEL TIEMPO CON EL MENOR: CUSTODIA, VISITAS

  1. Analizar la opción que cada uno considera más viable concretando y proponiendo en su situación específica la custodia y las visitas que preserven de mejor modo la estabilidad y el beneficio del menor. Intentar evitar el conflicto con la otra parte. Transmitir al otro cual es la opción más viable (Monoparental, compartida, nido etc.)
  2. Tener en cuenta la voluntad del menor, la disponibilidad de cada uno, la relación de apego con los menores, la relación afectiva con ellos, la edad de los menores, la posible distancia entre los domicilios.
  3. Pensar y proponer como se organizaran los intercambios. Plan de parentalidad.
  4. Valorar la relación con la familia extensa y la reconstituida. Logística como organizarse horarios según las necesidades del menor.
  5. Considerar que el menor debe mantener una organización, una rutina y un apego parental parecido al que tenía durante la convivencia.

Silvia Cuatrecasas
Abogados
666404216

¿PARA QUE SIRVE EL PLAN DE PARENTALIDAD? PLAN DE PARENTALIDAD

En la Comunidad Autónoma catalana, desde que se publicó el Libro II del Código Civil de Catalunya, es obligatorio que todo convenio regulador de las medidas de la separación y/o el divorcio incluyan un plan de parentalidad, así como las demandas contenciosas.

La normativa autonómica define el plan de parentalidad como “un instrumento para concretar la manera como ambos progenitores pueden ejercer las responsabilidades parentales, en el que se detallan los compromisos que asumen respecto de la guarda, el cuidado y la educación de sus hijos”.

A la práctica, el plan de parentalidad no hace más que dar forma y concreción a la regulación de las relaciones paterno-filiales, que históricamente se venían contemplando con más o menos precisión en los convenios.

De acuerdo con el artículo 233.9.2 del Libro Segundo del Código Civil de Catalunya, el plan de parentalidad debe contener como mínimo los siguientes aspectos:

• El domicilio y/o domicilios habituales de los hijos con indicación de las reglas que permitan determinar a que progenitor corresponde la guarda en cada momento.
• Las tareas de las que se responsabilizará cada progenitor en relación con las actividades cotidianas de los hijos.
• La forma de realizarse los cambios en la guarda y, en su caso, la manera de repartir los gastos que estos cambios generen.
• El régimen de relación y comunicación con los hijos durante los periodos en que un progenitor no los tenga consigo.
• El régimen de visitas y estancias en fechas señaladas para los hijos, para los progenitores o para su familia.
• El tipo de educación y las actividades extra-escolares, así como las actividades formativas y de ocio.
• La forma de cumplir la obligación de compartir toda la información sobre la educación, la salud y el bienestar de los hijos.
• La forma de tomar las decisiones relativas al cambio de domicilio y otras cuestiones relevantes para los hijos.

Conviene tener en cuenta que el plan de parentalidad no está ligado a ninguna modalidad de guarda y custodia en concreto y que ha de elaborarse con independencia del régimen acordado o impuesto. De modo que nos podemos encontrar con una única propuesta de plan de parentalidad acordada por los dos progenitores, o con dos propuestas de plan de parentalidad, cada una propuesta por un progenitor.
Por último, para el caso de que existan dudas y/o diferencias sobre la interpretación del plan de parentalidad, la normativa autonómica permite que el propio documento contemple una remisión expresa a la mediación para solventar estas divergencias.

La liquidación de gananciales es causa para extinguir la pensión compensatoria. RAZONAMIENTOS DEL TRIBUNAL SUPREMO

En sentencia dictada por este Tribunal Supremo en fecha 4.04.2017 (nº 217/2017), se declaró:

“Téngase en cuenta que cuando se fijó la pensión ella carecía de ingresos, pues la explotación ganadera familiar la siguió administrando y gestionando el demandante. Sin embargo ahora, tras la liquidación de la sociedad de gananciales y adjudicación de bienes a ella, si tiene ingresos que pueden rentar las fincas adjudicadas y, además, 210.000 euros en metálico que sería la pensión de 1200 euros mensuales durante 14 años.

Por tanto esta circunstancia es sustancial y relevante para la modificación del quantum de la pensión.”

A la vista de la doctrina mencionada, en interpretación de los artículos 97 y 101 del Código Civil, debemos declarar que en el presente caso procede la extinción de la pensión compensatoria al cesar la causa que la motivó, cual es la desaparición de la situación de desequilibrio.

Tras la liquidación de la sociedad de gananciales, la indivisión que afectaba a la titularidad de los bienes, ha devenido en atribución exclusiva de la propiedad y uso de los bienes adjudicados, con lo que los bienes han pasado a ser productivos para cada uno de los cónyuges, pudiendo disponer de los mismos, ya vendiéndolos o explotándolos, con lo que se aseguran una situación de estabilidad económica que se aproxima bastante a la existente antes de la separación conyugal y divorcio, con lo que al desaparecer la situación de desequilibrioprocede declarar extinguida la pensión compensatoria, al infringir la sentencia dictada por la Audiencia Provincial el articulo 101 del Código civil.

Los efectos de la extinción de la pensión compensatoria serán desde la fecha de la sentencia dictada por el Juzgado (artículo 774.5 LEC), precepto éste aplicable al no poder equiparar la pensión compensatoria con la pensión de alimentos, por su diferente naturaleza jurídica.

  • COMO FACILITAR A LOS HIJOS LOA ADAPTACIÓN A LA SEPARACIÓN DE SUS PADRES

Recomendaciones jurídicas

  1. Diseñar una situación post-ruptura en cada caso concreto aislando al menor del conflicto y preservando su bienestar global, buscar el beneficio del menor.
    2. Informarse sobre las vicisitudes del proceso legal, (antes de iniciar la ruptura, durante y después) teniendo en cuenta los factores esenciales de protección del menor.
    3. Potenciar el poder llegar a un divorcio de mútuo acuerdo como opción mas beneficiosa para los hijos.
    4. Impulsar y facilitar una vía de comunicación entre los progenitores en los temas relativos a los menores.
    5. En un divorcio contencioso se debe solicitar y defender las medidas que preserven de la mejor forma posible la estabilidad de los menores en el ámbito relacional y económico
    6. Los padres se separaran los hijos no: La ruptura no puede suponer la pérdida de los referentes parentales y de los entornos de uno y de otro.
    7. Considerar la necesidad del menor de mantener una situación lo más parecida posible a la que tenía durante la convivencia y tener en cuenta en la medida de lo posible su voluntad y sus preferencias.
    8. La fijación del tipo de relación de los menores con sus padres (custodia y régimen de comunicación) es fundamental para que los menores tengan una buena adaptación a la situación de ruptura,
    9. El plan de parentalidad es esencial establecerlo, fijando la regulación de la situación de los menores en su cotidianeidad: rutinas, organización, visitas , comunicación , espacios relacionales (familiar , social , escolar) vivienda etc.
    10. Los aspectos económicos, patrimoniales y laborales son fundamentales para conseguir una estabilidad en el menor potenciando los principios de proporcionalidad y equidad.

¿Que son las interferencias parentales?

En una situación de conflicto (separación divorcio) las interferencias parentales son intromisiones más o menos voluntarias en la comunicación y en la relación con el progenitor no custodio cuando se le desacredita, se le insulta delante del hijo o cuando se le excluye de la vida del menor. (más…)

Problemas que surgen en la separación.

La separación de una pareja constituye una crisis de transición cuyo resultado suele definir una realidad familiar compleja, aunque no por ello necesariamente más perjudicial que la que existía anteriormente. (más…)

¿Me estoy separando que pasara con el domicilio familiar? ¿Dónde viviré?

EL DOMICILIO

Uno de los principales puntos de fricción en una ruptura es la CASA ya que puede condicionar la custodia de los hijos, pone euna crga te si hay una hipoteca, surge  la problemática si es de ambos partes si uno la quiere vender y el otro no. (más…)

Sentencia importante.

El Tribunal Supremo decide suprimir los alimentos que se prestan al hijo mayor de edad cuando el padre es prácticamente insolvente. Sentencia del Tribunal Supremo de 2.12.2015 (más…)

En un régimen de custodia compartida los progenitores deben contribuir a los gastos de los menores en función de la capacidad económica de cada uno determinándose la cuantía de la contribución.

Sentencia dictada por la Sección 12ª de la Audiencia Provincial de Barcelona, en fecha de 27 de mayo de 2015, rechaza la fórmula establecida en primera instancia del tenor “Al ser la guarda compartida, los gastos comunes de los niños (mutua escolar, escolares, extraescolares consentidos y extraordinarios) serán abonados por mitad entre ambos progenitores; atendiendo cada uno el resto de las necesidades de sus hijos (manutención, vestido y calzado…) cuando los tengan en su compañía, conforme a las necesidades de la práctica doméstica”. (más…)